See other templates

 

A partir del 21 de Junio y hasta nuevo aviso, todos aquellos que deseen participar en la misa dominical, deben inscribirse cada semana:

Por favor lean las INDICACIONES para tal efecto, publicadas en la página Web 

¿Es Dios parte importante de tu vida?
¿Crees que podría llegar a serlo?

 

 

Suele ser un denominador común que las personas más cercanas a nuestra vida son lo más importante para nosotros. No es la Iglesia, ni son los políticos, ni aquellos que están muy lejos de nosotros los que nos generan más confianza a la mayoría.

→Según esto, nos podemos preguntar ¿Qué es para la confianza? ¿De quién me fío?

Pero, a nuestro alrededor, no solamente encontramos a estos grupos de personas, sino que si nos fijamos bien podemos descubrir, en la iglesia, a otras personas con las que poder vivir una confianza nueva. Personas que, como todos, buscan ser felices, y que testimonian que esta verdadera felicidad la han encontrado en Dios, poniendo a Jesús en el centro de sus vidas. Pero para ti, ¿cuáles son las respuestas a estas preguntas?

La Iglesia nos presenta una manera muy “nueva” de vivir. Nos presenta a Dios como el garante de nuestra felicidad y a Jesús como el Camino para conseguirla. “Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie va al Padre sino por mí” (Jn 14, 6). Sí, sí, ya sé, ¿qué persona de hoy en día elige este camino teniendo tantas y tantas cosas que satisfacen su deseo y por lo tanto piensan que son felices? Muchos te dirán: “¡anda ya! pero ¿quién cree en esas cosas? Dios no existe, no hay nada más que lo que puedes ver y tocar, con esas cosas de la religión sólo tratan de engañarte... usa un poco la cabeza.”

Entonces... ¿podemos encontrar a Dios en el mundo, que continuamente lo niega, para que nos ayude a vivir? Personalmente creo que sí, porque conoceremos a Dios en la medida que nos vayamos conociendo, en la medida que vayamos descubriendo nuestra capacidad de entrega, de generosidad y servicio a Dios y, por tanto, a los demás. En la medida en la que estemos dispuestos a vivir un amor total, esto es ser capaz de entregar la vida por amor.  

 

 

 

 

 

782636

Otros Artículos

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver