See other templates

 

El Amor Es Mi Credo Y Mi Fe

El letrado pregunta al Maestro por el mandamiento primero de todos en la selva de los 613 en los que los doctores de la Torá desglosaban la ley de Moisés. No tenían claro cuál era el precepto principal; para muchos, el descanso sabático; para otros, el culto sabático; para otros, los ritos purificatorios. Por eso el letrado se lo pregunta a Jesús.

La respuesta de Jesús es revolucionaria. Lo novedoso no es el contenido, sino la unión que establece entre el primero y el segundo mandamiento: amor a Dios y amor al prójimo. No le han preguntado más que por el primero, pero el primero sólo se puede cumplir practicando el segundo. Y además lo llama “semejante” al primero (Mt 22-39) es decir, de igual importancia. 

 

Jesús resume toda su ética en un solo mandamiento: “Amaos unos a otros”. Hace 20 siglos que los cristianos lo conocemos, pero, sin embargo, necesitamos recordarlo. Lo únicamente importante es el amor. Juan Pablo ll proponía como objetivo prioritario para el tercer milenio. “Apostar por la caridad”

 

Nunca agradeceremos suficientemente al Señor el que nos haya revelado la centralidad del amor; que lo único que vale y merece la pena en la vida y después de la muerte es el amor. Nuestro amor es la medida de nuestro ser.

 

Y el amor es mucho más que un mandamiento; es el sentido de la vida, la vida misma: “Sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida porque amamos a los hermanos. El que no ama permanece en la muerte” (1 Jn 3, 14). “El que ama ha nacido de Dios porque Dios es amor” (1 Jn 4,7-8)

 

La teología clásica llama a la caridad “el alma de todas las virtudes”. Es la sangre que vivifica todo el ser y quehacer de la persona. El que ama está lleno de Dios, que es amor, como el hierro candente está lleno de fuego. El amor es vida y felicidad. Sin amor no somos nada (1 Co 13, 1-3). Por eso, confesó Ibn Arabí: “El amor es mi credo y mi fe”. La mayor tragedia de la vida es no amar.

 

 

(Tomado del libro, “Jesús habla hoy”) 

 

 
1258285

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver