See other templates

 

 Madre de Dios, Madre nuestra, guíanos a la paz

 

 

La Natividad Del Señor

25 de diciembre de 2019

TEXTOS BIBLICOS PARA LA LITURGIA EUCARÍSTICA

La misa de hoy nos acerca a lo profundo del misterio. La encarnación tiene una misión universal con beneficios que no se restringen a un solo pueblo. Pablo nos anuncia las etapas de la salvación que llegan hasta la Palabra de Dios humanizada, a ese misterio del Verbo divino que se hizo carne y acampó entre nosotros.

 

ORACION

Concede, Señor todopoderoso, a los que vivimos inmersos en la luz de tu Palabra, hecha carne, que resplandezca en nuestras obras la fe que haces brillar en nuestro espíritu. Por Jesucristo nuestro Señor. Amen


PRIMERA LECTURA: Is 57:7-10

El profeta Isaías nos recuerda el mensaje central de la Navidad: que ha comenzado el Reino de Dios y que nuestra misión es proclamar sin demora esta buena noticia a todos los hombres.


SALMO RESPONSORIAL: Sal 98:1,2-3.4-5

R/ LOS CONFINES DE LA TIERRA HAN CONTEMPLADO LA VICTORIA DE NUESTRO DIOS

 

  1. Canten al Señor un canto nuevo, 

    porque él hizo maravillas: 
su mano derecha y
    su santo brazo 
le obtuvieron la victoria. /R
     
  2. Los confines de la tierra han contemplado
el triunfo de nuestro Dios.

    Aclame al Señor toda la tierra, 

    prorrumpan en cantos jubilosos. /R

     
  3. Canten al Señor con el arpa 
y
    al son de instrumentos musicales;

    con clarines y sonidos de trompeta 

    aclamen al Señor, que es Rey. /R


SEGUNDA LECTURA: Hb 1:1-6

Dios ha preparado el corazón de Israel por medio del mensaje de os profetas. Pero es Jesús su mensaje definitivo a la humanidad. Jesús es el mensaje más hermoso del Padre, la palabra que mejor expresa el cariño que nos tiene.


ACLAMACION DEL EVANGELIO

Aleluya, aleluya Nos ha amanecido un día sagrado: venid, naciones, adorad al Señor porque hoy una gran luz ha bajado a la tierra Aleluya.


EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN: Jn 1:1-18

La Palabra de Dios se hace carne, se hace historia, se hace uno como nosotros: Luz para los que quieran ver; Palabra para los que la quieran escuchar; Vida para los que la quieran vivir; Sacramento de Dios para todos los que quieran creer.


TEMA: “Os traigo una Buena Noticia, una gran alegría:
 nos ha nacido un Salvador, el Mesías, el Señor”

Es NAVIDAD. Podemos pensar: “ya lo sabemos; no hace falta que nos lo recuerden”. Pero hemos pensado en el significado de estas palabras; porque en estas palabras, hay ALGO MUY GRANDE y hermoso. ¡Feliz NAVIDAD! ¡Feliz descubrimiento de ese secreto oculto!

La Comunidad cristiana en la Navidad celebra la venida de Jesús, el Hijo amado de Dios. Y su venida salvadora, es una etapa decisiva en la historia del Reino y un acercamiento insospechado del advenimiento de Dios.

La fe de los cristianos celebra el misterio de la Palabra hecha carne. La Navidad, especialmente, es palabra densa, real, sustancial porque es profunda revelación, e inmensa manifestación.

Palabra significa revelación personal, apertura de lo más personal de Dios: su amor, su misericordia, su paternidad, su entrañable ternura. Sin la Navidad, sin la encarnación, nuestra vivencia de Dios habría estado sometida a aberraciones, porque nos faltaría la luz de esta revelación.

Gracias a la Palabra hecha carne sabemos que el Dios verdadero no es el «Dios de los filósofos», el Dios teísta, sino el que comparte nuestro destino en todo, el que entra en el juego y el riesgo de la historia, que es el riesgo de la muerte. Por tanto, su cercanía al hombre y a la mujer cobra una proximidad inusitada. Dios echa sobre sus espaldas todo el rebajamiento y humildad de los pobres, los oprimidos, los olvidados, y así nos descubre un rostro de Dios que nosotros no nos hubiéramos atrevido a imaginar. Tras la encarnación, Dios es Señor no por la fuerza, sino por la humildad; no por el poder, sino por la debilidad; no por la coacción, sino por el silencio.

Ése es el lenguaje inefable de la Palabra hecha carne; un lenguaje de actos, de amor, de verdad profunda y personal.

 

¡FELIZ NAVIDAD!

 

Para la reflexión
¿Quieres saber lo que es la Navidad? CONTEMPLA BELÉN
no hay otra forma de saberlo. Acércate; no le tengas miedo. ¡Sólo es un niño!

 

 

 

545947

Otros Artículos

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver