See other templates

 

A partir del 21 de Junio y hasta nuevo aviso, todos aquellos que deseen participar en la misa dominical, deben inscribirse cada semana:

Por favor lean las INDICACIONES para tal efecto, publicadas en la página Web 

Tercer Domingo Del Tiempo Ordinario

26 de Enero de 2019

TEXTOS BIBLICOS PARA LA LITURGIA EUCARÍSTICA

Isaías anuncia una mañana de luz y de alegría. Jesús nos trae la luz verdadera con la buena noticia, y la llamada a seguirle. Y es Pablo el que pone la fuerza de esa luz no en los alores humanos, fuentes de división, sino en el mismo Cristo, fuente y signo de unidad.

 

ORACION

Oh Dios, padre nuestro, nos reunimos en medio del fío invierno para alabarte y darte gracias, y hoy, una vez más tu Hijo Jesús nos comunica el evangelio de tu reino. Haz, Señor, que esta nuestra comunidad reciba tu luz y la refleje, de modo que podamos iluminar la oscuridad del mundo. Por Jesucristo nuestro Señor. Amen


PRIMERA LECTURA: Is 8:23-9:3

Israel, desterrado, soporta la humillación pero abre su corazón a la esperanza. El mañana será mejor; el horizonte tiene colores de victoria, de paz, de libertad. Esta lectura es un mensaje para todos los que sufren sin perder la confianza en Dios.

 

SALMO RESPONSORIAL: Sal 27:1,4, 13-14

R/ EL SEÑOR ES MI LUZ Y MI SALVACION

 

  1. El Señor es mi luz y mi salvación, 
¿a quién temeré? 

    El Señor es el baluarte de mi vida, 
¿ante quién temblaré?. /R
     
  2. Una sola cosa he pedido al Señor, 
y esto es lo que quiero: 

    vivir en la Casa del Señor 
todos los días de mi vida, 

    para gozar de la dulzura del Señor 
y contemplar su Templo. /R
     
  3. Yo creo que contemplaré la bondad del Señor 
en la tierra de los vivientes.

    Espera en el Señor y sé fuerte; 
ten valor y espera en el Señor. /R


SEGUNDA LECTURA: 1 Co 1:10-13, 17

La Comunidad de Corinto está dividida. Algunos se dicen seguidores de Pablo, otros de Pedro. Pablo les recuerda que el único importante es Cristo y no aquel que lo anuncia. La auténtica fe lleva a la unidad y nunca a la división.


ACLAMACION DEL EVANGELIO Mt 4:23

Aleluya, aleluya Jesús pedicaba el Evangelio del Reino, curando las enfermedades del pueblo. Aleluya.


EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO Mt 4:12-23

El pasaje del evangelio de hoy nos habla del comienzo del anuncio del reino de Dios con obras y palabra. Jesús nos llama a “seguirle” y nos invita a trabajar juntos con El.

 

TEMA: «Convertíos, Venid y seguidme»


Seguimos los pasos de Jesús y es que ESCUCHÁNDOLE queremos aceptar la invitación que Dios-Padre hacía el día del Bautismo de Jesús. Los domingos anteriores nos han “presentado” a Jesús: era el anuncio del profeta; era Juan, al Bautista, en el Jordán; o era el mismo Dios: “es mi Hijo predilecto”. Hoy es el mismo Jesús el que inicia su MISIÓN, la de anunciar y realizar la Buena Noticia del REINO de DIOS, “curando las enfermedades y dolencias del pueblo”.

Pero ese Reino de Dios no se va a imponer por la fuerza; no es éste el modo de proceder de Dios. De ahí que Jesús precisa de personas que ESCUCHEN su doble invitación:

convertíos, porque está cerca el Reino de Dios”

venid y seguidme, y os haré pescadores de hombres”.

Cuando alguien ESCUCHA su LLAMADA y su INVITACIÓN y comienza a seguirle (porque va sintiéndose bien con Él), entonces se realiza lo proclamado en la primera lectura: “el pueblo que caminaba en tinieblas vio una gran luz”. Así es Jesús: ILUMINA, DA SENTIDO, CAMBIA la VIDA de sus seguidores, y, de este modo, éstos colaboran en la misión que el mismo Señor les propone.


 

 

 

 

¡Dichosos y dichosas
los COLABORADORES y las COLABORADORAS
en la MISIÓN de Jesús!

 

 

 

 

 
786734

Otros Artículos

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver