See other templates

 

Segundo Domingo De Cuaresma

8 de marzo de 2020

TEXTOS BIBLICOS PARA LA LITURGIA EUCARÍSTICA

La llamada a Abram nos recuerda la primera vocación de la historia de la salvación. El evangelio alude a la vocación, a la misión de Jesús, y san Pablo nos habla de la llamada a todo cristiano en la persona de Timoteo. La reunión eucarística debe servirnos para darnos cuenta de esa llamada y para vivir de acuerdo con ella.

 

ORACION


Oh Dios, fuente de la luz, que invitas a todos los hombres al don de la salvación, míranos reunidos aquí en respuesta a tu llamada, y concédenos la gracia de renovar de verdad nuestro compromiso de seguir a Cristo en su camino hacia la salvación. Por Jesucristo nuestro Señor. Amen

 

PRIMERA LECTURA: Gen 12:1-4

Dios llama a Abram: la iniciativa es de Dios, es gratuita y se otorga sin condiciones. Para poder cumplir su misión Abram debe poner toda su confianza en Dios y abandonar la vida tranquila y segura que ha llevado hasta ahora.


SALMO RESPONSORIAL: Sal 32:4-5,12-13.20-21

R/ QUE TU MISERICORDIA, SEÑOR, VENGA SOBRE NOSOTROS, COMO LO ESPERAMOS DE TI.

  1. Porque la palabra del Señor es recta 
y él obra siempre con lealtad;
    
él ama la justicia y el derecho, 
y la tierra está llena de su amor. /R
  2. Los ojos del Señor están fijos sobre sus fieles, 
sobre los que esperan en su misericordia,

    para librar sus vidas de la muerte 
y sustentarlos en el tiempo de indigencia. /R
  3. Nuestra alma espera en el Señor; 
él es nuestra ayuda y nuestro escudo.
Señor,
    que tu amor descienda sobre nosotros, 
conforme a la esperanza que tenemos en ti. /R


SEGUNDA LECTURA: 2 Tm 1:8-10

Pablo le recuerda a Timoteo que no debe perder ánimo en las pruebas que le vienen por predicar el evangelio. Es Dios quien nos ha dado esta misión y nuestra debilidad no puede impedir el cumplimiento de la obra de la salvación.


ACLAMACION DEL EVANGELIO Mc 9:7

En el esplendor de la nube se oyó la voz del Padre; Este es mi Hijo, el amado: escuchadlo.

 

EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO Mt 17:1-9

Jesús manifiesta su gloria y su poder camino a Jerusalén, en donde será crucificado. La vida siempre nos lleva hacia la cruz, pero la fe nos permite encontrar a Dios y experimentar su Gloria aún en medio de los sufrimientos.


TEMA: Para ser testigos de su misión

En el segundo domingo de cuaresma se nos presenta la transfiguración de Jesús en lo alto de un monte. En él encontramos varios símbolos que nos hablan de la presencia y cercanía de Dios con el hombre, por ejemplo:

La montaña en la Biblia representa el lugar de la cercanía con Dios y del encuentro íntimo con él; el sitio de la oración, para estar en presencia del Señor”.

La nube representa la majestad de Dios que, al mismo tiempo, se nos muestra como cercano, invisible y amoroso. La nube es la imagen de su misericordia, que nos ilumina y nos guía por el desierto de nuestra vida

Moisés y Elías representan la Ley y los Profetas, es decir, los dos grandes pilares de la fe de Israel. Ellos dan testimonio de la verdad y de la misión de Jesús, que ha de culminar en su muerte y su entrega por nosotros.

También, además de los signos, el relato evangélico de la transfiguración de Jesús nos presenta el intercambio de dos palabras. La palabra humana y la palabra divina:

Maestro, qué hermoso es estar aquí. Haremos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías”. Esa es la voz de Pedro. Necesitamos descubrir que la belleza más auténtica radica en la verdad. Y que ambas se hacen oración en los que creen. Nos gustaría que toda la humanidad descubriera la belleza del mensaje y de la compañía del Señor.

Este es mi hijo, el escogido, escuchadle”. Esa es la voz que viene de la nube, es decir del mismo Dios. Él se nos revela como Padre de Jesús y Padre nuestro. Su voluntad es que escuchemos al que Pedro reconoce como Maestro. Su voz ha de prevalecer sobre todas las voces que tratan de seducirnos. En él está la vida.

El Señor Jesús con su transfiguración, en lo alto del monte, nos recuerda que es tan humano que necesita acercarse a Dios. Y es tan divino que en Él se cumplen las Escrituras y se manifiesta la gloria del Padre. Pidámosle al Señor que nos Ayude a ser testigos de su misión.
 

 

 
628775

Otros Artículos

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver