See other templates

 

Fiesta De La Sagrada Familia

 

26 De Diciembre De 2021

 

Cristo ha nacido en este mundo. La liturgia de hoy quiere que nazca en cada familia, en cada uno de nosotros, como nació en la Sagrada Familia. El amor que Dios nos tiene y que nace por su intervención siempre amorosa, nos invita a ir encontrándonos a nosotros mismos en el ambiente de la familia, en el ambiente de la sociedad. Respetándonos y ayudándonos mutuamente podremos ir encontrando y disfrutando las huellas del amor de Dios.

 

ORACION COLECTA

Dios, Padre nuestro, que has propuesto a la Sagrada Familia como maravilloso ejemplo a los ojos de tu pueblo, concédenos, te rogamos que, imitando sus virtudes domésticas y su unión en el amor, lleguemos a gozar de los premios eternos en el hogar del cielo. Por nuestro Señor Jesucristo.

 

PRIMERA LECTURA: 1 Sam 1:20-22, 24-28

La primera lectura nos habla del nacimiento del profeta Samuel. Pidamos al Señor e escuche nuestras oraciones y nos siga enviando buenos pastores que nos muestren el camino que conduce a Dios.

 

SALMO RESPONSORIAL

R/ DICHOSOS LOS QUE VIVEN EN TU CASA, SEÑOR

 

¡Qué amables son tus moradas, Señor!
Mi alma suspira y hasta languidece
Por los atrios del Señor;
Mi corazón y mi carne gritan de alegría. R/

 

Felices los que habitan en tu casa,
Se quedarán allí para alabarte.
Dichosos los hombres cuya fuerza eres tú,
Y que gustan de subir hasta ti. R/

 

¡Oh Señor, mi Dios, escucha mi plegaria,
Oye con atención, Dios de Jacob!
Mira, oh Dios, mira nuestro escudo,
Contempla la cara de tu ungido. R/

 

SEGUNDA LECTURA: 1 Jn 3:1-2, 21-24

San Juan se admira del amor que Dios tiene y nos invita a poner toda nuestra confianza en su bondad. Ni los problemas ni los pecados son más poderosos que el cariño de Dios hacia sus hijos.

 

ALELUYA

Aleluya, aleluya.

Que la paz de Cristo reine en sus corazones; que la palabra de Cristo habite en ustedes con toda su riqueza. Aleluya.

 

 

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS: Lc 2:41-52

San Lucas nos trae la historia de la pérdida y el hallazgo de Jesús en el Templo. La obediencia de Jesús al Padre y la dificultad de José y María para entender lo sucedido puede ayudarnos a nosotros en nuestro intento de llegar a ser buenos discípulos del Señor.

 

 

 

 

 

……REFLEXIÓN SOBRE EL DIA DE LA SAGRADA FAMILIA…….

 

 

 

Lo extraordinario y lo ordinario de la Familia de Nazaret es la presencia de Jesús.

Todo hijo es un don. Jesús lo es de modo especial, porque tiene a Dios como Padre y él mismo es Dios. Todo hijo, además de ser un don es proyecto, pero sobre todo es sorpresa. Jesús es proyecto y realidad que obedece a la voluntad del Padre y sorpresa ante los ojos de María y José que lo buscan ansiosamente. Todo hijo es un desafío, exige crecimiento y maduración, esperanza y libertad, confianza y generosidad. Jesús forma parte de una familia, donde María y José acogen, oran y adoran el misterio, y están abiertos a la voluntad divina. En la familia de Nazaret Jesús crece, aprende y comprende. Es el hijo que viene presentado como signo de contradicción y motivo de salvación y condenación. Es el hijo que a los doce años llama a Dios Padre. Nuestra familia no es la Sagrada Familia. Pero lo que allí brilló en todo su esplendor, nosotros lo deberíamos tener por lo menos en simiente. Humanamente hablando comprensión y ayuda, y para eso comunicación. Y en el plan espiritual esperanza y alegría, y para eso oración y ejemplo.

 

 

(Tomado de la hoja dominical)

 

 

 
1507507

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver