See other templates

 

Primer Domingo De Adviento

 

27 De Noviembre De 2022

 

Vigilancia como espera y como construcción de un mundo como Dios quiere. El profeta no espera la salvación de los hombres; invita al pueblo a que camine a la luz del Señor, para preparar la venida del Señor. Quien camina por este camino está llamado a una vida bajo un prisma nuevo.

 

ORACION COLECTA

Oh Dios, Padre nuestro que estás siempre con quien espera y busca la salvación, al comienzo del Adviento, ilumina con tu luz nuestros corazones para que, en un mundo en que no cesan las luchas y confrontaciones, sepamos caminar poniendo nuestra confianza en la luz de Cristo. Por nuestro Señor Jesucristo.

 

PRIMERA LECTURA; Is 2, 1-5


Al comienzo del Adviento, la Iglesia, como Isaías, nos invita a ver la vida con esperanza: a su debido tiempo se hará realidad el deseo de justicia, de paz y de amor que Dios ha sembrado en el corazón humano.


SALMO RESPONSORIAL
R/ QUÉ ALEGRÍA CUANDO ME DIJERON: “VAMOS A LA CASA DEL SEÑOR”

Me puse alegre cuando me dijeron:
“Vamos a la cada del Señor”
Ahora nuestros pasos se detienen
Delante de tus puertas, Jerusalén.

Jerusalén, edificada cual ciudad
En que todo se funde en la unidad.
Allá suben las tribus,
Las tribus del Señor.

Para Jerusalén piden la paz:
“Que vivan tranquilos los que te aman
Y haya seguridad en tus palacios”

Por mis hermanos y compañeros
Quiero decir: ¡la paz contigo!
Por la casa del Señor nuestro Dios
Pido para ti la felicidad.


SEGUNDA LECTURA: Rm 13:11-14

La salvación está cerca si es que realmente la deseamos. Por eso Pablo dice que es hora de despertarse, de revestirse de las virtudes de Cristo, de comenzar a ser cristianos de verdad.


ALELUYA

Aleluya, aleluya
Muéstranos, Señor, tu misericordia y danos tu salvación.
Aleluya, aleluya.


EVANGELIO SEGÚN SAN MATEO: Mt 24:37-44

Estar alerta es quizás la única condición necesaria para recibir al Señor. Estar alerta es estar a la espera de la gracia de Dios. Es mantener viva la esperanza en medio de todas las dificultades de la vida.

 


Adviento

 

Un año más, el Adviento quiere ponernos en sintonía con la venida del Señor. Es tiempo de espera y de esperanza activa, de vigilancia y vela atenta. El Señor vino, viene y vendrá. Viene hasta nosotros constantemente, todos los días y de muchas maneras. Viene a sacarnos de la rutina, de la indiferencia, y se nos presenta a través de acontecimientos y situaciones personales y sociales. Hay que estar alerta, en vela y no como en tiempos de Noe: dice el evangelio que vivían despreocupados.


El profeta Isaías señala dos frutos claros que deben brotar de la respuesta que debemos dar a las interpelaciones que Dios hace a nuestra conciencia: el universalismo y la paz. “De las espadas forjarán arados; de las lanzas, podaderas. No alzará la espada pueblo contra pueblo”…


Dar un paso más en este camino de universalismo y de paz es dar un paso más en la espera del Señor.


 

(Tomando de la hoja dominical)

 

 

 
1699943

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver