See other templates

 

Natividad Del Señor

25 De Diciembre De 2018

TEXTOS BIBLICOS PARA LA LITURGIA EUCARÍSTICA

La liturgia de hoy nos acerca a lo profundo del misterio. La encarnación tiene una misión con beneficios que no se restringen a un solo pueblo. Pablo nos anuncia las etapas de la salvación que llegan hasta la Palabra de Dios humanizada, a ese misterio del Verbo divino que se hizo carne y acampó entre nosotros.

 

ORACION

Concede, Señor todopoderoso, a los que vivimos inmersos en la luz de tu Palabra, hecha carne, que resplandezca en nuestras obras la fe que haces brillar en nuestro espíritu. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén

 

PRIMERA LECTURA: Is 52:7-10

“Los confines de la tierra verán la victoria de nuestro Dios”., es el grito del profeta. Es el mismo anuncio que cada uno de nosotros debe llevar al mundo de hoy con sus palabras y sus obras.


SALMO RESPONSORIAL: Sal 98:1,2-3,4-5

R/ LOS CONFINES DE LA TIERRA HAN CONTEMPLADO LA VICTORIA DE NUESTRO DIOS

  1. Entonen al Señor un canto nuevo,
    Pues ha checo maravillas;
    La salvación provino de su diestra,
    De su brazo de santidad. R/
     
  2. El Señor dio a conocer su salvación,
    Hizo ver a los paganos su justicia,
    Se acordó de su amor y fidelidad
    En favor de la casa de Israel. R/
     
  3. Todos, hasta los confines del mundo,
    Han visto la salvación de nuestro Dios.
    ¡Aclamen al Señor, toda la tierra,
    Estallen en gritos de alegría! R/

 

SEGUNDA LECTURA: Hb 1:1-6

Todos los mensajes y las gracias que Dios ha dado a los hombres dese el comienzo del mundo alcanzan su mejor expresión en el nacimiento de Jesús. Él es luz, poder y paz, es amor de Dios.

 

Aclamación al Evangelio

Aleluya, Aleluya.
Nos ha amanecido un día sagrado: venid, naciones, adorad al Señor, porque hoy una gran luz ha bajado a la tierra.
Aleluya.

EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN Jn 1:1-18

La Palabra de Dios se hace carne, se hace uno como nosotros: Luz para los que quieren ver; Palabra para los que la quieran escuchar; Vida para los que la quieran vivir; Sacramento de Dios para todos los que la quieran creer.
 

25 De Diciembre: Natividad De Nuestro Señor
Tema: ¿Por Qué Dios Se Ha Hecho Hombre?

Padre de la luz, vengo a tí con todo el grito de mi existir. Después de dar pasos buenos y de resbalones en el mal, llego a entender, porque lo experimento, que por mí sólo existo en la oscuridad de las tinieblas. Sin tu luz, no veo nada. Eres tú, en efecto, la fuente de la vida, tú, Sol de justicia, el que abre mis ojos, tú el camino que conduce al Padre. Hoy has venido a nosotros, Palabra eterna, como luz que sigue atravesando las páginas de la historia para ofrecer a los hombres los dones de la gracia y de la alegría en el desierto de la carestía y de la ausencia: el pan y el vino de tu Nombre santo, que en la hora de la Cruz se convirtieron en el signo visible del amor consumado, nos hacen nacer contigo en el seno fecundo que es la Iglesia, la cuna de tu vida para nosotros. Como María, queremos estar cerca de ti para aprender a ser como Ella, llena de la gracia del Altísimo. Y cuando nuestras tiendas recojan la nube del Espíritu en el fulgor de una palabra pronunciada, entonces entenderemos la gloria de tu Rostro y bendeciremos en un silencio adorante sin ninguna frialdad, la Belleza del ser una sola cosa contigo, Verbo del Dios viviente.

En la oscuridad de una noche sin estrellas,
la noche vacía de sentido
tú, Verbo de la Vida,
como relámpago en la tempestad del olvido,
has entrado en el límite de la duda,
al abrigo de los confines de la precariedad,
para esconder la luz.
Palabras hechas de silencio y de cotidianidad
tus palabras humanas, precursoras de los secretos del Altísimo:
como anzuelos lanzados en las aguas de la muerte
para encontrar al hombre, sumergido en su ansiosa locura, 
y retenerlo preso, por el atrayente resplandor del perdón.
A Ti, Océano de Paz y sombra de la eterna Gloria, te doy gracias: 
Mar en calma para mi orilla que espera la ola, ¡que yo te busque!
Y la amistad de los hermanos me proteja
cuando la tarde descienda sobre mi deseo de ti.

Amén.  

 

 
354285

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver