See other templates

 

Papa Francisco en Japón

Papa Francisco en Japón

Sexto Domingo De Pascua

26 de mayo de 2019

TEXTOS BIBLICOS PARA LA LITURGIA EUCARÍSTICA

La nueva ley de Cristo, la ley del amor, supera las prescripciones hebreas, y nos encamina a la gloria de la Nueva Jerusalén.

 

ORACION

Oh Dios, Padre de Jesucristo nuestro Señor y que te haces presente y permaneces siempre entre nosotros con tu Palabra y con tu Espíritu. Llena con la paz y la alegría de Cristo los corazones de todos los aquí reunidos. Por nuestro Señor Jesucristo. Amen


PRIMERA LECTURA: Hch 15:1-2,22-29

El libro de los Hechos de los Apóstoles nos habla del primer concilio de la Iglesia que tuvo lugar en Jerusalén. Se nos recuerda que para los cristianos no hay ley más importante que la ley del amor y el Espíritu del Señor. Escuchar la voz del Espíritu es el único modo de resolver los problemas que surgen dentro de la comunidad.


SALMO RESPONSORIAL: Sal 67:2-3,4-5 y 7-8

R/ OH DIOS, QUE TE ALABEN LOS PUEBLOS, QUE TODOS LOS PUEBLOS TE ALABEN

¡Que Dios tenga piedad y nos bendiga,
nos ponga bajo la luz de su rostro!
Para que conozcan en la tierra tu camino,
Tu salvación en todas las naciones. R/

Que los pueblos se alegren y te canten.
Pues tú juzgas los pueblos con justicia,
Tú riges a los pueblos de la tierra.
Que los pueblos te den gracias, oh Dios,
Que todos los pueblos te den gracias. R/

Para que vean los hombres tus proezas,
El brillo y la gloria de tu reino.
Tuy reino es reino por todos los siglos,
Y tu imperio por todas las edades. R/


SEGUNDA LECTURA: Ap 21:10-14, 22-23

El libro del Apocalipsis habla de la ciudad santa de Jerusalén. Es un símbolo de la gloria a la que todos estamos llamados por la resurrección de Jesucristo.


ACLAMACION DEL EVANGELIO Jn 14:23

Aleluya, aleluya. El que me ama guardará mi palabra –dice el Señor-, y mi Padre lo amará y vendremos a él. Aleluya.


EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS: Jn 14:23-29

Jesús nos da una misión: vivir como él vivió. Pero a la vez nos promete la ayuda del espíritu santo. Ser cristiano es ser fiel a la voz del Espíritu que habita en nosotros.

 

26 De Mayo: Sexto Domingo De Pascua

Tema: El Espíritu Santo Os Irá Recordando Todo
Lo Que Yo Os He Dicho:
Mirada Hacia Atrás Y Hacia Adelante

 

Jesús en el Evangelio de este domingo nos dice que “el Espíritu Santo será quien os lo enseñe todo y os vaya recordando todo lo que yo os he dicho”.

Y también: “la paz os dejo, mi paz os doy” ...

La paz, según Santo Tomás de Aquino es “la tranquilidad en el orden” Cuando estamos “en orden” con Dios, con los demás, con nosotros mismos, brota como consecuencia “la tranquilidad” ...

La promesa del Espíritu Santo mira hacia el pasado y hacia el futuro. Mirada hacia atrás, al pasado, quiere decir que debemos mirar al pasado vivo en los Evangelios y a nuestro pasado. “El que no tiene raíces en el pasado, no puede tener futuro”. ¿Nuestra vida, padres familia? Y “mirada hacia adelante, al futuro, ¿vivir con esperanza de que mañana será mejor? Mirar hacia delante para inventar, para anticipar, para que el pasado reviva en el presente y prepare el futuro. La mirada al pasado debe ser “operativa, no contemplativa”.

Balduino de Ford, arzobispo de Canterbury (muerto en 1190) escribió:

 

Jesús es dulce y dulce es su nombre; su recuerdo es el deseo del alma. Es dulce porque acoge nuestros deseos, calma nuestros sollozos, pone fin a nuestros suspiros y enjuga nuestras lágrimas...Los que lo han probado tienen hambre todavía, los que tienen hambre serán saciados. Entonces lo alabarán sin interrupción y harán brotar el recuerdo de su dulzura.”

 

San Juan de la Cruz (1542-1591), hablando de la llama del Espíritu Santo, que Jesús nos promete, tiene su famosa poesía:

OH LLAMA DE AMOR VIVA

¡Oh, llama de amor viva,
que tiernamente hieres
de mi alma en el más profundo centro!
Pues ya no eres esquiva,
acaba ya si quieres,
rompe la tela desde dulce encuentro.
¡Oh cauterio suave!
¡Oh regalada llaga!
¡oh mano blanda” ¡Oh toque delicado,
que a vida eterna sabe,
y toda deuda paga!
Matando, muerte en vida has trocado.
¡Oh lámparas de fuego,
en cuyos resplandores
las profundas cavernas del sentido,
que estaba oscuro y ciego,
con extraños primores
calor y luz dan junto a su querido!
¡Cuán manso y amoroso
recuerdas en mi seno,
donde secretamente solo moras!
Y en tu aspirar sabroso
de bien y gloria lleno
¡cuán delicadamente me enamoras!

j.v.c.
 

 
448105

Otros Artículos

Papa Francisco en Japón

Papa Francisco en Japón

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver