See other templates

 

Papa Francisco en Japón

Papa Francisco en Japón

Cinema Festa y Transmisión en vivo del Papa Francisco

Cinema Festa y Transmisión en vivo del Papa Francisco

Decimo Noveno Domingo Del Tiempo Ordinario

11 de agosto de 2019

TEXTOS BIBLICOS PARA LA LITURGIA EUCARÍSTICA

La fe del cristiano le hace estar seguro de lo que espera. Es así como Israel confía en la intervención de Dios para su salvación. Del mismo modo, Abraham creyó, contra toda esperanza humana, en las promesas de Dios. Jesús nos quiere dispuestos siempre a confiar, siempre vigilando y con la lámpara encendida, como quien espera la vuelta del Señor.

 

ORACION

Oh Dios, fuente de la esperanza, y que llevas a cabo la salvación del mundo por caminos inescrutables. Derrama sobre tu pueblo la abundancia de tu Espíritu, para que quienes creemos en la realidad de tu reino nos mantengamos unidos en una misma esperanza. Por Jesucristo nuestro Señor. Amen

 

PRIMERA LECTURA: Sb 18:6-9

El libro de la sabiduría nos recomienda no olvidar nunca las gracias recibidas en el pasado de parte de Dios. Ellas nos ayudan a mirar el futuro con esperanza y a mantenernos firmes en el cumplimiento de la voluntad divina.

 

SALMO RESPONSORIAL: Sal 33:12-13,14-15,20-21

R/ SI HOY OYERAS LA VOZ DEL SEÑOR, NO ENDUREZCAS TU CORAZÓN

Justos festejen al Señor,
Pues los buenos deben alabar.
Es feliz la nación cuyo Dios es el Señor,
El pueblo que él se escoge como herencia. R/

Está el ojo del Señor sobre los que le temen
Y sobre los que esperan en su amor,
Para arrancar su vida de la muerte
Y darles vida en momentos de hambruna. R/

En el Señor nosotros esperamos,
Él es nuestra defensa y nuestro escudo;
Venga, Señor, tu amor sobre nosotros,
Como en ti pusimos nuestra confianza. R/


SEGUNDA LECTURA: Hb 11:1-2,8-19

Creer en Dios es poseer una esperanza ilimitada. Quien cree en Dios espera contra toda esperanza y por encima de todo fracaso. La historia sagrada está plagada de ejemplos de hombres y mujeres de fe.


ACLAMACION DEL EVANGELIO Mt 24:42 y 44

Aleluya, aleluya Estad en vela y preparados, porque a la hora que menos pensáis viene el Hijo-de-Hombre. Aleluya.


EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS: Lc 12:32-48

La tarea del cristiano es esperar. Vivir como quien espera constantemente la visita salvadora de Dios.

 

Tema: “Administradores Del Misterio De Dios”

El Señor, queriendo explicar el peculiar ministerio de aquellos siervos que ha puesto al frente de su pueblo, dice: «¿Quién es el criado fiel y solícito a quien el Señor ha puesto al frente de su familia para que les reparta la medida de trigo a sus horas? Dichoso ese criado, si el Señor, al llegar, lo encuentra portándose así.» ¿Quién es este Señor, hermanos? Cristo, sin duda, quien dice a sus discípulos: «Vosotros me llamáis “el Maestro y el Señor”, y decís bien, porque lo soy» (Jn 13,13). ¿Y cuál es la familia de este Señor? Sin duda, aquella que el mismo Señor ha liberado (…). Esta familia santa es la Iglesia católica, que por su abundante fertilidad se encuentra esparcida por todo el mundo y se gloría de haber sido redimida por la preciosa sangre de su Señor. «El Hijo del hombre —dice el mismo Señor— no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida en rescate por muchos» (Mc 10,45). El mismo es también el buen pastor que «entrega su vida por sus ovejas» (Jn 10,11). (…)

Quien es el criado que debe ser al mismo tiempo fiel y solícito, nos lo enseña el apóstol Pablo cuando, hablando de sí mismo y de sus compañeros, afirma: «Que la gente sólo vea en nosotros servidores de Cristo y administradores de los misterios de Dios. Ahora, en un administrador, lo que se busca es que sea fiel» (1Co 4,1-2). Y para que nadie caiga en el error de creer que el apóstol Pablo designa como administradores sólo a los apóstoles (…), el mismo apóstol Pablo dice que los obispos son administradores: «El obispo, siendo administrador de Dios, tiene que ser intachable» (Tt 1,7).

Somos siervos del padre de familias, somos administradores de Dios, y recibiremos la misma medida de trigo que os servimos.


Cara a Cara

Oh, Señor de mi vida,
Estaré ante ti
Cara a cara.

Con las manos juntas,
oh Señor de todas las palabras,
Estaré ante Ti
Cara a cara

Bajo tu gran cielo,
En soledad y silencio,
Con humilde corazón,
Estaré ante Ti
Cara a cara.

En este mundo laborioso,
De herramientas y luchas
Y multitudes con prisa,
¿estaré ante Ti
Cara?

 

 

(RT)

 

 

 

 

 
473091

Otros Artículos

Papa Francisco en Japón

Papa Francisco en Japón

Cinema Festa y Transmisión en vivo del Papa Francisco

Cinema Festa y Transmisión en vivo del Papa Francisco

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver