See other templates

 

Semana Santa 2024

Cuarto Domingo Del Tiempo Ordinario

 

28 De Enero De 2024

 

Dios promete un profeta a su pueblo, y este verdadero Profeta es Jesús que enseña con autoridad, y que se muestra vencedor de las fuerzas que atormentan al hombre. San Pablo nos indica que todo el que quiera dedicarse al Señor, para seguir las enseñanzas de su vida, debe dar su justo valor y puesto a los asuntos del mundo.

 

ORACION COLECTA

Oh Dios, que nos llamas a la conversión, tu Hijo Jesús rechazando el mal nos mostró la fuerza ilimitada de tu salvación. Derrama el aliento y fuerza de tu espíritu sobre quienes hoy nos juntamos para alabarte. Por nuestro Señor Jesucristo.


PRIMERA LECTURA: Dt 18:15-20

Dios promete a Moisés que no dejará de enviar un profeta a su pueblo. Esta promesa se cumple en la persona de todos los profetas y todas las personas santas que Dios pone en el camino de nuestra vida para hacernos saber su voluntad.


SALMO REPONSORIAL
R/ OJALÁ ESCUCHEN HOY SU VOZ, NO ENDUREZCAN SU CORAZON.

Venid, aclamemos al Señor,
Demos vítores a la roca que nos salva.
Entremos a su presencia dándole gracias.
Vitoreándole al son de instrumentos.

Entrad, postrémonos por tierra,
Bendiciendo al Señor, creador nuestro.
Porque él es nuestro Dios,
Y nosotros su pueblo, el rebaño que él guía.

Ojalá escuchéis hoy su voz;
“No endurezcáis el corazón como en Meribá,
Como el día de Masá en el desierto:
Cuando vuestros padres me pusieron a prueba
Y me tentaron, aunque habían visto mis obras”

 

SEGUNDA LECTURA: 1 Cor 7:32-35

San Pablo alaba la vida de los que se han consagrado totalmente a Dios y nos explica su sentido. Un cristiano consagrado vive despegado de todo cuanto le impide llegar al Señor y entregarse a Él en cuerpo y alma.


ALELUYA

Aleluya, aleluya.
El pueblo que habitaba en tinieblas vio una luz grande; a los que habitan en tierra y sombra de muerte, una luz les brilló.
Aleluya, aleluya.


EVANGELIO SEGÚN SAN MARCOS: Mc 1:21-28

San Marcos nos recuerda que Jesús es mas poderoso que todos los males que nos aquejan. Meditemos la Palabra del Señor y dejemos que nos llene el corazón el mismo asombro que sentía la gente que presenciaba sus amigos.

 


Valórate

 

Viendo la televisión, lo recordé. Está de moda el revalorar tesoros escondidos y olvidados, pedir a los expertos su opinión y compartir o no compartir decisiones sobre el valor de esos tesoros. Y lo recordé porque mi cuento también tiene que ver con tesoros antiguos...

Vivía, hace tiempo, en la montaña un hombre que tenía una estatua, obra de un viejo escultor. La tenía abandonada en un rincón. Un día pasó por allí un hombre culto y le dio una moneda de plata por ella. Nuestro hombre se quedó satisfecho y feliz.


Pasaron los días, y después de muchas lunas, el hombre de la montaña bajó a la ciudad. Mientras caminaba por la calle vio que la gente se apelotonaba delante de un edificio donde un hombre gritaba: "Pasen a ver la estatua más bella y maravillosa del mundo! Sólo dos monedas de plata por admirar la obra de arte de un gran maestro"

Y el hombre de la montaña pagó dos monedas de plata y entró al museo... para ver la estatua que él mismo había vendido por una sola moneda.

Si, todos tenemos un tesoro escondido en cada uno de nosotros. ¡Qué pena que no sepamos valorar lo que somos y tenemos! ¡Qué pena que no sepamos hacer que los demás se valoren lo que son y lo que tienen! La felicidad, quizá, consista en eso, en una profunda comprensión de uno mismo, del valor que él mismo es, y de los valores en simiente que tiene. Una autoestima real, sincera y llena de esperanza. Por eso...


Si un niño vive criticado, aprende a condenar.
Si un niño vive con hostilidad, aprende a pelear.
Si un niño vive avergonzado, aprende a sentirse culpable.
Si un niño vive con tolerancia, aprende a ser tolerante.
Si un niño vive con estimulo, aprende a confiar.
Si un niño vive apreciado, aprende a apreciar.
Si un niño vive con equidad, aprende a ser justo.
Si un niño vive con seguridad, aprende a tener fe.
Si un niño vive con aprobación, aprende a confiar en sí.
Si un niño vive aceptado tal como es, aprende a amar y a hallar
amor en el mundo.

 

(hoja dominical)

 

 

002113638

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver