See other templates

 

Tercer Domingo De Cuaresma

 

20 De Marzo De 2022

 

La cuaresma es camino a la conversión. En la primera lectura Moisés se encuentra con Dios, y de este encuentro, nace una conversión liberadora. Pablo pide a los cristianos que vivan una vida de acuerdo con su elección: la conversión por el ejemplo. Jesús nos invita a una conversión personal, para no perecer.

 

 

ORACIÓN COLECTA


Oh Dios, fuente de la vida, siempre que nuestro corazón se aleja de ti, tú, por medio de su Hijo Jesús, nos invitas a volver a ti. Al recorrer en la cuaresma el camino de conversión, danos un corazón que sepa alabarte y darte gracias. Por nuestro Señor Jesucristo.

 

 

PRIMERA LECTURA: Ex 3:1-8, 13-15


En el episodio de la zarza ardiente Dios manifiesta a Moisés su nombre: “Yo soy el que soy, Yo soy el que estaré siempre con ustedes” cerca de ustedes cada vez que me busquen en su vida y en su caminar.

 

 

 


SALMO RESPONSORIAL

R/ EL SEÑOR ES COMPASIVO Y MISERICORDIOSO.

 

  1. Bendice al Señor, alma mía,
    Alabe todo mi ser su santo Nombre,
    Bendice, alma mía, al Señor,
    Y no olvides ninguno de sus beneficios. R/
     
  2. El perdona todas tus ofensas
    Y te cura de todas tus dolencias.
    El rescata tu vida de la tumba,
    Te corona de amor y de ternura. R/
     
  3. El Señor obra en justicia
    Y a los oprimidos les da lo que es debido.
    Reveló sus caminos a Moisés
    Y a los hijos de Israel sus proezas. R/
     
  4. El Señor es ternura y compasión,
    Lento a la cólera y lleno de amor.
    Cuanto se alzan los cielos sobre la tierra,
    Tan alto es su amor con los que temen. R/

 

 

SEGUNDA LECTURA: 1 Co 10:1-6, 10-12


El recuerdo de nuestros errores pasados debe ser motivo de humildad y de precaución. No caer en pecado es una gracia que debemos pedir siempre para nosotros y para los hermanos.

 

 

ACLAMACIÓN DEL EVANGELIO: Mt 4,17


Convertíos---dice el Señor---porque está cerca el reino de los cielos.

 

 

EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS: Lc 13:1-9


Jesús insiste en que todos debemos convertirnos, todos debemos hacer el esfuerzo para ser un poco mejores. No debemos nunca consolarnos pensando en que los demás son peores que nosotros.

 

 

ORACIÓN DE CUARESMA


¡Tarde te amé
Hermosura tan antigua y tan nueva,
Tarde te amé!
Y tú estabas dentro de mí y yo afuera,
Y así por fuera te buscaba;
Y deforme como era,
Me lanzaba sobre estas cosas hermosas
Que Tú creaste.
Tú estabas conmigo,
Más yo no estaba contigo.
Retenían me lejos de Ti
Aquellas cosas que,
Si no estuviesen en Ti no existirían.
Me llamaste y clamaste,
Y quebrantaste mi sordera;
Brillaste y resplandeciste,
Y curaste mi ceguera;
Exhalaste tu perfume y lo aspiré,
Y ahora te anhelo;
Gusté de Ti,
Y ahora siento hambre de Ti;
Me tocaste y deseé con ansia
La paz que de Ti procede!

 

 

(Exclamación de San Agustín)

 

1699933

Te esperamos en el Centro Loyola

Actividades del Centro Loyola

Volver